Vamos a dar la bienvenida como se merece a la hermosa y morbosa Camil Core.

La recogemos en el aeropuerto y antes de que le tengamos que explicar que tiene que hacer en el FolloVolumen ya nos deja claro que conoce sobradamente el sistema.