No hay nada como un relajante baño antes de irte a dormir, y si antes de terminar entra un buen macho se mete en la bañera contigo y te pega una buena comida de coño y un buen polvo mucho mejor. Así te puedes ir a la cama con el coñete bien abierto y muy pero que muy relajada.

Suscripción a los contenidos completos