Ha llegado el día. Al no encontrar ninguna pista sobre el paradero del Chihuahua, los Reyes se han resignado, y van a follar ante las cámaras.

Pero el problema de nuestro pequeñito Rey ha resurgido y no consigue empalmarse con tanta presión, así que Torrente acudirá a socorrerlo.

Suscripción a los contenidos completos