Hoy Carolina ha quedado con Emilio en uno de los lugares más antiguos de Barcelona, El Faro de Montjuic, desde donde se puede contemplar unas vistas impresionantes del puerto de la ciudad.

Lo que nuestra querida Carolina Abril no entendió bien es que Emilio le iba a dar su falo en el faro, a lo que ella accedió encantada una vez más.

Ambos follaros de lo lindo mientras tooooodo el puerto de Barcelona no perdía detalle.

Suscripción a los contenidos completos