La edad no perdona y el paso de los años se nota a no ser que recurras a alguna pócima mágica capaz de hacer desaparecer las arrugas.

Si no te alcanza para el botox siempre puedes recurrir a un tratamiento más barato y además mucho más placentero.

Soraya lo hizo, se lo aplicamos y lo dejamos actuar durante algo más de 20 minutos. Quedó contentísima y ya tiene cita para el mes que viene.